Páginas

lunes, 11 de marzo de 2019

ALICIA EN EL JARDÍN DE LAS MARAVILLAS



Alicia era una niña con mucha imaginación
a la que inventar historias le gustaba un montón




Un día, paseando por el jardín,
vio un CONEJO BLANCO pasar muy deprisa por allí.

Vestía chaleco, llevaba un reloj,
y aunque ella lo llamaba, el no se paró.








Decidió seguirlo por el hueco de un árbol


y al atravesarlo, mágicamente, ¡el jardín vio transformado!



























“Somos las gemelas, no nos podemos despegar, lo hacemos todo juntas, hasta cantar y bailar"


“Somos las orugas, salimos al jardín, mostramos nuestra gracia y paseamos por aquí"











Una mesa muy bien puesta, con tazas de té y ricas galletas
y muchos invitados que nos dicen:





"Somos los invitados a esta mesa del te, que el sombrerero ha preparado porque nos quería conocer, y venimos a cantar una bonita canción de carnaval"











El sombrerero loco, la liebre de marzo
El gato burlón y el conejo blanco:
El té se bebían, las galletas comían,
Pero Alicia se marchó porque muy inquietos los veía




Deseaba visitar a la REINA del lugar
Ya que se había enterado de que una partida de ajedrez
la Reina había organizado.


-"Hola Alicia ¿como estás?, 
-voy a las rebajas del Primark, 
-no vayas chiquilla ven paca que me enterao que el conejo una partida de ajedrez va a comenzar “ni paca ni paya por la calle del medio vamos a tirar, que el conejo nos esta esperando y el se te va enfriar"

Así que Alicia se adelanto, y el camino continuó.

¡QUÉ SORPRESA! ESPERABA ENCONTRAR PEONES, CABALLOS Y UN ALFIL
PERO EN SU LUGAR, UNOS NAIPES APARECEN POR ALLÍ


"Los naipes nos barajamos, nos subimos y bajamos,
y no paramos de bailar
Nunca sabemos si las picas están delante o los corazones detrás".

¡No hay problema! Aun así podemos jugar
Aunque las reglas del juego nos tengamos que inventar
En el Jardín de las Maravillas eso no debe importar
Porque la reina está contenta de vernos participar
En nuestra maravillosa ¡FIESTA DE CARNAVAL!












lunes, 21 de mayo de 2018

"TUDO ACABA EM PIZZA"


 Hoy hemos realizado otro taller de cocina con una nueva receta con ingredientes vegetales (¡algunos de ellos de nuestro huerto!).

Hemos cocinado pizza y lo han pasado en grande. Primero recolectando nuestro primer calabacino y un poco de albahaca. Después nos hemos puesto manos a la obra para aprender cómo estirar la masa hasta conseguir el círculo. A continuación los ingredientes: tomate, albahaca, queso y calabacino (opcional), Magdalena las ha horneado y... ¡nos las hemos zampado!


Cocinar es una actividad bastante atractiva para ellos y trabajar la masa ayuda mucho a trabajar tanto el tono muscular como la coordinación motora de las manos, por no hablar de la satisfacción que les produce el hecho de comerse sus propias creaciones culinarias; así que les animo a hacer esta receta en casa porque además de estar buenísima pueden pasar una tarde muy divertida (aunque luego toque limpiar harina)

-700 gr. de harina de fuerza.
-300 gr. de sémola para migas.
-Una cucharada rasa de sal.
-650 ml. de agua templada.
-2 sobres de levadura de panadería seca (7 gr. cada una).
-4 cucharadas de aceite de oliva.
-1 cucharada de azúcar.
Mezclar la levadura, el aceite y el azúcar en el agua templada y dejarla unos minutos.

Mezclamos en un bol grande o en una superficie plana las harinas y la sal, dejando un agujero grande en el centro (como un volcán) para poner la mezcla de agua y levadura. Con un tenedor ir poco a poco mezclando la harina con el agua hasta formar una bola de masa. Nos ponemos harina en las manos y, ¡a trabajar la masa!. Le damos varias vueltas durante unos cinco minutos hasta formar una bola, la dejamos reposar una hora en un bol tapado con un trapo seco en un sitio cálido al resguardo de corrientes de aire.

Cuando haya crecido el doble de su tamaño la volvemos a amasar para sacar el aire que se forma. Después podemos separar la masa en las porciones que queramos, hacemos ls pizza con los ingredientes que más nos gusten y al horno! 220° C durante 15 minutos. Las porciones de masa sin cocinar que sobren se pueden congelar.

   Espero que os animéis a cocinar en casa con vuestros hijos y que lo paséis muy bien.
  
Un saludo del maestro Alfonso